lunes, 29 de mayo de 2017

Cobrizado/Cobreado en el interior de los compresores



¿Por qué el interior del compresor está cobrizado?  
Ciertamente los compresores no se fabrican así. La respuesta correcta es que el ácido dentro del sistema deshace los componentes de cobre y latón. El cobre se deposita en el entorno de alta presión / temperatura del compresor.
¿Por qué pasa? 
La presencia de cualquier ácido (Ácido Fluorhídrico y/o Ácido Clorhídrico) en el sistema puede causar que esto ocurra, pero las causas más probables son la combinación de aire y humedad que reaccionan con el aceite refrigerante (más el POE) para crear un ambiente en el cual el cobre se disuelve internamente y se deposite en el Acero del compresor. El resultado dentro del compresor es la reducción de las holguras y, en última instancia, el bloqueo, el sobrecalentamiento hasta el fallo mecánico (que el compresor se trabe) y al final el daño del bobinado que es bastante común. 
¿Cómo lo evitamos?
Haciendo un barrido con nitrógeno gaseoso para poder expulsar la mayor cantidad de humedad posible básicamente soplándola al exterior del sistema. Este proceso deberá de hacerse con un cilindro de  nitrógeno gaseoso y con un regulador de nitrógeno de por medio para evitar accidentes.
Al iniciar el proceso de vacío, hacerlo por los dos lados del múltiple; se conectará la bomba al centro y deberán permanecer abiertas las dos válvulas, alta y baja presión hasta que se logre el vacío buscado.
Calentar el sistema en sí, con lámparas o con algún otro medio para calentar los tubos, evaporadores, condensadores, etc, para que la humedad se evapore.
Una vez listos para iniciar el proceso, se sugiere esta secuencia de operaciones:
  • Se conecta la bomba de vacío al sistema
  • Se pone en marcha la bomba
  • Nos detenemos cuando tengamos una lectura de 1500 micrones
  • Rompemos el vacío con nitrógeno y presurízamos el sistema con 10 psig
  • Soltamos el nitrógeno
  • Se pone en marcha la bomba
  • Nos detenemos cuando tengamos una lectura de 1500 micrones
  • Rompemos el vacío con nitrógeno y presurízamos el sistema con 10 psig
  • Soltamos el nitrógeno
  • Se pone en marcha la bomba
  • Nos detenemos cuando tengamos una lectura de 500 o 250 micrones según sea el tipo de lubricante
  • Rompemos el vacío con el gas refrigerante
  • Cargamos con gas nuestro sistema
Vacíos a los que se debe llegar:
  • 500 micrones con aceite mineral o aceite alquilbenceno
  • 250 micrones con aceite Polyol Ester
Referencias:
Gildardo Yañez
Gerente de Capacitación Técnica

No hay comentarios.:

Publicar un comentario